viernes, 4 de abril de 2008

El uso de la tecnología


Tecnología es el conjunto de saberes que permiten fabricar objetos y modificar el medio ambiente para satisfacer las necesidades y deseos humanos.
Gordillo nos introduce a la tecnología del mismo modo en su texto, “Materiales para la educación CTS” . Explicando que ésta fue radicalmente transformada por la técnica. La transformación es parte de la propia esencia de la actividad, donde cambio e innovación son características esenciales de la propia tecnología.
El cambio tecnológico es innegable, forma parte de la tecnología y la base de este cambio está en la invención y en la inteligencia humana. La explicación de los procesos de cambio tecnológico es justamente la contraria y debe tener en cuenta, por tanto, que la invención sólo es fértil cuando existen las condiciones sociales y materiales para ello. La ciencia no es tan útil por lo que nos cuenta sobre la realidad natural, sino por lo que nos anticipa sobre la realidad tecnológica que podemos construir. La revolución social que han puesto las llamadas nuevas tecnologías escapan a una simple clasificación que las aborde desde la óptica de la ciencia aplicada o de la producción.

Las nuevas tecnologías de la información y la comunicación son mucho mas que nuevos avances en la aplicación de la ciencia a la producción materia . De ellos se suele decir que dan origen a una nueva forma de actividad productiva, la nueva economía, y a nuevas formas de vida social, la sociedad de la información o del conocimiento, en el contexto de un mundo globalizado por el desarrollo de estas nuevas tecnologías.

Lo que nos interesa destacar en este artículo es que en este proceso de cambio y supuesto progreso se hace uso de elementos, recursos naturales del terreno (aire, agua, materiales y fuentes de energía ) que muchas veces transforman el medio ambiente natural de manera irresponsable. La extracción de materiales o su contaminación por el mal uso humano, esta generando problemas de difícil reversión. Cuando esta extracción excede la capacidad natural de regeneración o de reposición las consecuencias pueden ser muy graves. Se generan problemas que deberán ser resueltos por las generaciones próximas, que son de gran riesgo y que en el transcurso del tiempo se transformen en problemas insolubles.


El concepto de desarrollo sustentable tiene metas más modestas que el que pretende un impacto ambiental nulo.
Como Gordillo aclara, la evolución tecnológica es indiscutible, y con ella, su inevitable afección a la sociedad y al medio ambiente. Ahora, a lo que apunta este enunciado es a la reflexión, manifestando la necesidad desde la educación, desde la sociedad y su organización a llevar la tecnología de manera conciente y prudente, para que el cambio y la innovación acompañen el desarrollo y no lo estanquen.
Gordillo define a través de dos conceptos antagónicos las diferentes posturas de la sociedad respecto a la tecnología actual, ambos basados en el concepto de desarrollo autónomo. Por un lado, los tecnófobos que ven en el avance de la tecnología el fin y el deterioro del mundo en que vivimos , producto del control que ya no esta en el hombre sino en las maquinas o artefactos. En cambio, los tecnófilos encuentran en esta revolución, la solución a la satisfacción de sus necesidades del momento y futuras, así como también la clave del progreso de la humanidad.
Ambas posturas pueden ser aceptadas según el criterio a aplicar. Pero algo a tener en cuenta es el impacto de la tecnología que sufren sus usuarios ya que su efecto es determinante.
La tecnología tiene una enorme importancia para las sociedades, pero también incorpora diversos valores sociales de los cuales no podemos escapar. Los juicios de valor por lo tanto no le son ajenos.
Generalmente ante la toma de decisiones sobre una nueva tecnología se realiza una evaluación “clásica” en la que sólo se toman en cuenta el aspecto de costo-beneficio para elegir la opción más apropiada. Es frecuente que tales evaluaciones sirvan realmente para justificar y hacer asumible por el público decisiones que han sido tomadas previamente. En muchos de esos informes se han minimizado los riesgos potenciales o efectos negativos para el medio ambiente o las personas y se han destacado los beneficios derivados de un desarrollo tecnológico determinado.
Por estas razones son cada vez mas frecuentes las iniciativas ciudadanas espontáneas u organizaciones no gubernamentales.
Greenpeace por ejemplo, se enfrenta al desarrollo de propuestas tecnológicas que consideran nocivas o peligrosas alegando sus propios informes o valoraciones. El objetivo de las mismas es alcanzar las llamadas “evaluaciones constructivas” teniendo en cuenta no solo el costo–beneficio, sino el propio proceso de construcción o adelanto en torno de esa tecnología. Este modelo incorpora además de los juicios técnicos de los expertos, las valoraciones e intereses de los que se ven afectados.
Un ejemplo de todo lo q hemos abordado es el caso de la papelera de Botnia.

Nosotras como argentinas no podemos estar ajenas a los miles de debates, protestas y juicios internacionales que evaluan la creciente incorporacion de plantas de celulosa en los paises latinoamericanos para satisfacer a un mercado europe, lejano y ajeno.


La tecnología es entonces susceptible de valoración, es decir, valuable: “ la ciencia descubre, el genio inventa, la industria aplica, y el hombre se adapta o es modelado por las cosas nuevas…”
Debemos ser concientes de nuestra responsabilidad ante cada avance tencologico, juzgando, opinando y evaluando cada cambio que esta nos propone o impone.